Servicios Terapéuticos

Nuestra mayor prioridad es garantizar la salud y el bienestar de nuestros estudiantes, clientes y empleados. Con esto en mente, hemos tomado la decisión de cerrar Momentous Institute que incluye Momentous School, servicios terapéuticos y programas de capacitación desde el 19 de marzo hasta el 6 de abril. Ambas oficinas estarán cerradas durante este tiempo.

Si usted es un cliente actual y desea dejar un mensaje para su terapeuta, comuníquese con el/ella directamente o llame al 214 916-4000.

Si es un cliente nuevo que busca servicios de terapia, comuníquese con 214 916-4000 para dejar un mensaje.

Si tiene una emergencia de salud mental, llame al 911 o vaya a la sala de emergencias más cercana. La Línea Nacional de Prevención del Suicidio 1-800-273-TALK (8255) es un recurso adicional al que se puede acceder por teléfono.



Luchas familiares o escolares. Problemas emocionales o de comportamiento. Trauma o abuso.  Muchas familias son enfrentadas con estos desafíos cada día. En Momentous Institute, cada año proveemos ayuda y soluciones sostenibles para más de 5.400 niños y sus familias en el norte de Tejas para que puedan lograr un futuro mejor.

Impacto

Nuestros servicios terapéuticos son diseñados para ayudar a que los niños y familias desarrollen relaciones sanas y sólidas, salud socio-emocional y éxito académico — y nuestros resultados anuales sellan el impacto mesurable que estamos creando mientras transformamos a vidas:

  • 98 por ciento de familias que reciben terapia recomendarían a Momentous Institute
  • 83 por ciento de familias que reciben terapia han reportado que su habilidad de manejar problemas ha mejorado significativamente 

Fortaleciendo La Salud Socio-Emocional

“Mi hijo ha sufrido mucho, y ahora tiene dificultad en la escuela — estoy perdiendo la esperanza.”

“Mi hijo ha sufrido mucho, y ahora tiene dificultad en la escuela — estoy perdiendo la esperanza.”

“¿Qué puedo hacer para fortalecer la relación con mi hijo?”

“¿Cómo puedo controlar el mal comportamiento de mi hijo?”

Estos son ejemplos de las preocupaciones que llevan a las familias a acudir nuestra ayuda. Nuestro enfoque se adapta a las necesidades individuales de cada niño y familia. Los servicios incluyen:

  • Terapia: A través de conversaciones con un terapeuta, miembros de la familia aprenden mejores formas de interactuar con los demás, resolver conflictos y tratar temas específicos.
  • Grupos de tratamiento: Un lugar seguro para familias que enfrentan problemas similares donde pueden compartir y recibir apoyo. Grupos en curso incluyen la relación entre padres e hijos; grupos de aptitudes sociales; criando a los hijos y la depresión.
  • Educación para Padres: Las clases se centran en el fortalecimiento de la relación entre padres e hijos y enseñanzas  prácticas, basadas en estudios que ayudan a los padres a lograr soluciones y confiar en sí mismos.
  • Evaluación (ofrecido para las edades 0 a 6): Si otras opciones no tienen éxito nuestro personal y la familia pueden decidir mutuamente para llevar a cabo una evaluación para poder comprender el desarrollo cognitivo, social o desafíos emocionales que un niño pueda estar experimentando.
  • Huddle Up: Familias con niños entre las edades de 10 a 14 se comprometen a un programa de 12 semanas basado en sus fortalezas, durante el cual aprenden a controlar sus emociones, resolver problemas, fortalecer la comunicación y aumentar el respeto por sí mismo y los demás.
  • Huddle Up de Verano: niños entre las edades de 10 a 14, y sus familias se comprometen a un programa de cinco semanas, que incluye actividades recreativas y experimentales en grupo, durante el cual aprenden a controlar sus emociones, resolver problemas, fortalecer la comunicación, y aumentar el respeto por uno mismo y los demás. Los niños aprenden a usar las fortalezas individuales para tener éxito y perseverar.
  • LAUNCH: para niños entre las edades de 3 a 5, cuales demuestran una desregulación emocional son matriculados en un salón de clases cuatro días por semana, lo cual les permite aprender a través de un plan educativo y actividades terapéuticas. Las actividades apropiadas para un niño promueven un desarrollo social y emocional y enseña cómo resolver problemas y formar amistades, mientras tanto los padres aprenden cómo manejar el comportamiento y las necesidades emocionales de sus hijos.